domingo, 8 de agosto de 2010

El rey de la mentira

Un día mi psicóloga me recomendó un libro en el que leí como eramos los mitómanos.
Decía más o menos así:

  • Son manipuladores
  • Egoístas y narcisistas
  • No controlan sus impulsos
  • Pueden presentar adicciones
  • Y por supuesto...mienten
Lo que el libro no decía era hasta el extremo que un mitómano, como yo, puede llegar.

Frente a este espacio en blanco (que tal vez nunca nadie lea), voy a tratar de contar mi experiencia con la única finalidad de curarme. O al menos intentarlo.

Para empezar diré que me llamo Federico y que tengo 35 años. Me gano el sueldo trabajando en una multinacional, nací bajo el signo de Tauro y suelo pintar en los pocos ratos libres que tengo. Hablo tres idiomas, soy zurdo y tengo un lunar en la pierna derecha (como si a alguien, más que a mí y a mi mamá pudiera importarle este detalle).
Tengo una novia. Y digo "una novia" y no "novia" porque además de ella hay otras que no llegan a esa categoría.Vivo con mi perro, un labrador al que le puse simplemente DOG.
Tomo el café amargo, no veo televisión y leo todo lo que tenga a mano.

No sé qué sentido tendrá esta breve presentación de mí mismo, si además, mentí en gran parte de ella.





6 comentarios:

YESS dijo...

Somos varios los que mentimos entonces :)
Beso grande
(Te sigo, porque quiero ver de qué se trata todo esto)

El Mitómano dijo...

Yess: Sólo que yo me estoy haciendo cargo...

otro beso

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Mentir o no mentir. Lo segundo a la larga, siempre es más divertido.

Vamos a hacer seguimiento de cómo progresan las cosas con Ella.

El Mitómano dijo...

Mónica de los siete infiernos:

Gracias por ver el lado divertido de MI asunto.

Seguime nomás, con gusto te cuento.

Dorlisa dijo...

Asi es, te seguiremos, ya te dije, espiar un poco la campana masculina esta bueno, hasta por ahi entendemos un par de cosas.
Abrazo Mit..!

Anónimo dijo...

Aunque sera la primera ves que diga la verdad, me siento morir, e amado muchas mujeres (mentira no e amado a ninguna) pero conocí una que es bipolar, que tal locos los dos, pero la amo y aunque terminamos porque no dejo de mentir en cosas tan tontas, la amo, (realmente la amo) soy empresario(mentira no soy nadie) tengo plata (mentira no tengo donde caerme muerto) diosss necesito ayuda a quien debo acudir (estoy bien yo me puedo controlar) gracias...